Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

martes, 20 de julio de 2010

Confesiones




Creo que estoy en otra emisora. He viajado tan lejos que el resto del mundo a dado un salto en el tiempo, no se muy bien hacia dónde, pero creo que hacia atrás. Estoy empezando a formar montañas de los pequeños granitos de arena que he ido recolectando a mi llegada aquí, a las tierras llanas de cielos abiertos y atardeceres anaranjados. Y eso no es bueno.

No estoy a gusto del todo. Parece que el caos se haya instalado en la cabeza de todos aquellos a los que tenía por sensatos, como si el cumplir 21 años hubiese supuesto una regresión irreconocible, como si ahora se llevase de nuevo jugar a la comba, y a la rayuela. Solo que sin cuerdas y sin tizas, tan sólo con alcohol y noches (y días) de desenfreno.

¿Sabes el temor a que te juzguen por tu actitud? Debería haber aprendido ya la lección, que debería importarme nada lo que piensen a cerca de lo que haga o lo que no, pero me pone nerviosa, me pone de mal humor, como si ahora uno no pudiese ser sereno y tranquilo, como si no diese la talla.

Beber, salir de fiesta y liarse con el tío mas "buenorro" del bar está a la orden del día, y si no cumples ese canon te miran mal, te juzgan, se enfadan y te dicen que eres tal o cual...

Me estoy empezando a cansar. Puede que tal vez sea demasiado estricta o radical, pero nunca me gustó demasiado la fiesta, no puedo cambiarlo ahora, ni hacer lo que no quiero hacer...

... Creo que va a ser un verano muy largo...

1 comentario:

Eva RF dijo...

Dios mío, como te entiendo.

He de decir que yo tuve mi época de ser la que cerraba todas las discotecas, pero ya no lo soporto, no me aporta NADA.

Y la gente no entiende que puede ser más estimulante un paseo el domingo por la mañana, grrrr