Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

viernes, 23 de julio de 2010

Al otro lado


Volvió a sentir el irrefrenable deseo de cruzar esa puerta que se había prometido a sí misma que no la abriría a no ser que estuviese absolutamente preparada.

¿Lo estaba?

Habían pasado varios meses desde que se atrevió a mirar en el interior, ya ni siquiera entrar, y mucho menos quedarse. Y entonces, el dolor había sido tan intenso que tuvo que aferrarse al pomo de la puerta para no caer, a sus propias fuerzas para mantenerse en pie, mientras las lágrimas rodaban por sus mejillas, y su pecho se oprimía en una convulsión momentánea, como si le faltase el aire, y sobretodo, aferrarse a su razón.

¿Podría ahora soportar el dolor? ¿Podría ahora probar esa droga y no caer, no engancharse de nuevo?

No podía saberlo, pero tampoco se sentía del todo preparada, y sin embargo, cada día, crecía una fuerza dentro de ella que le hacía estar mas cerca de asomarse, de nuevo, a aquella puerta y cruzar al otro lado. Cada día era más urgente la llamada de la curiosidad, del descubrir qué le deparaba al otro lado, agazapado entre las sombras, como un letal depredador, dispuesto a saltar sobre su razón, sobre sus fuerzas, dispuesto a hacer que se partiera en mil pedazos, y tal vez ahora no corriese tanta suerte de volver a recomponerse.

¿Podría volver alguna vez?

Por una parte le apenaba no poder volver hacerlo, pero por otro lado, sabía a lo que se arriesgaba.

No hay comentarios: