Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

lunes, 21 de junio de 2010

II. Otra noche y Sin compromiso


- Ya estamos aquí, ¿nos habéis echado de menos? - pregunta divertida Claudia.
- Para nada, por mi como si os hubieseis quedado en el baño - contesta Luis.
- ¿Para dejarte mas tiempo a solas con mi hermano? Mmm... ¿estáis saliendo juntos?
- Jajaja... será mejor que nos vayamos Clau, y los dejemos un ratito a solas... - corrobora Cristina.
- ¡Anda no flipéis y vamos a jugar de una vez! - exclama Fran.
- Tranquilo, ¿eh? no te pongas nervioso... ya no hay nada que ocultar...

Luis hace el tiro de apertura. Con un golpe seco todas las bolas salen despedidas con fuerza de un lado hacia el otro de la mesa. Comienza metiendo un par de bolas de color en las troneras, ambos amigos entrechocan sus palmas en el aire y estallan en carcajadas por la buena jugada.

- ¡Muy buena Luis!
- Señoritas, me parece que esta partida está más que ganada, no tenéis nada que hacer - sonríe confiado Luis.
- Señorito, me parece que no es como empieza sino como termina - dice Cristina sacándole la lengua.
- Eso habrá que verlo... de momento, seguimos tirando.

Siguen metiendo un par de bolas más hasta que Luis pierde el turno.

- Atento
- ¡Dale Cris! - exclama su amiga.

Calcula el ángulo perfecto de tiro y con suavidad hace deslizar la bola blanca hacia las rayadas. Una a una va metiéndolas en las troneras. Sonríe con satisfacción al mirar las caras de asombro de sus rivales, y le guiña un ojo a Luis, quien mantiene su pose de tipo duro apoyado junto a la mesa. Éste le lanza una mirada furibunda como esperando poder vengarse.

- Me parece que ya no tenéis nada que hacer, así que no me mires así...
- Aún tenéis que meter dos más y la negra... pero admito que eres buena...
- Gracias...
- Las que tú tienes...

Turno para Fran.

- Bueno, yo soy un poco malo, ¿eh? No me lo tengáis en cuenta...
- Será mejor que atines, ¡porque como perdamos esta oportunidad nos ganan!
- No te preocupes, aún tiene que tirar mi hermanita, y ella... tampoco es muy buena... jaja...
- ¡Eh! ¡Serás cabrón! Mira, si ganamos nosotras, nos tenéis que invitar a unos cubatas, y bailar una conga por el bar, en plan... novios, o sea, muy juntitos... y daros un muerdo... jajaja...
- Vale, y si ganamos nosotros... tenéis que hacer un estreaptease, y bailar muy provocativas, en plan que os tengáis que sentar encima nuestra... y... - dice Luis.
- ¡Eh, eh! ¿Pero tú de qué vas? - grita Cristina.
- ¿A qué no hay? - le provoca. - Claro... debía haberlo imaginado... sois demasiado crías... ¡aprended a jugar en el patio de los mayores!
- ¡Trato echo!
- ¡¡Claudia!! ¿Pero qué haces? Yo no pienso hacer un estreaptease delante de estos cerdos, y mucho menos sentarme en las piernas de nadie....
- Pero cambio lo de la conga y los cubatas por lo mismo que vosotros... nos hacéis un bailecito, os quedáis en calzoncillos, y por último os dais un muerdo de esos que hacen historia...
- Trato echo - confirma Luis.

No hay comentarios: