Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

sábado, 26 de junio de 2010

Corre como los mayores


Atención pequeñuelos! Un nuevo videojuego de carreras de coches ya está disponible para PS3, XBox360 y PC.


Se trata de Blur, un juego de alta velocidad y vehículos notables, donde además participar en las típicas carreras con fuertes descargas de adrenalina, puedes modificar tu coche con un potente arsenal de armas que determinarán el destino de cada carrera. Además también puedes participar en modo multijugador. El juego promete carreras frenéticas, salvajes, rápidas, destructoras...


Hasta aquí, todo en orden, y aunque el anuncio ya es un poco antiguo, lo tenía en mente desde que lo vi anunciar en televisión, nada más y nada menos que en horario infantil.



Parece que ahora lo que se lleva es ser alguien alguien competitivo,

que llegará a cualquier extremo con tal de ganar una carrera.

Estos anuncios compiten con los de la DGT, haciendo atractivos los accidentes de coches y la velocidad, pretendiendo que luego se cumplan las reglas de circulación...


¿Este es el ejemplo que se le quiere dar ahora a los niños?


Es más, lo que más impacto me causó fue cuando esa especie de dinosaurio rosa intenta explicarle que lo importante no es ganar, si no participar, y el niño le responde con un puñetazo en la tripa y un "¡cierra el pico, flipao!". La agresión pasa a ser considerada como algo correcto, algo atractivo.


Quizá es que la publicidad negativa es la que más vende, pero siendo sinceros, creo que no hay que llegar a estos extremos para vender un producto, dónde la mayoría del público es infantil y no entiende aún lo que es correcto y lo que no.

No hay comentarios: