Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

jueves, 13 de mayo de 2010

Warrior


La miraban fascinados con la boca abierta. Nunca habían conocido a una persona que hubiese vivido tanto y tan intensamente como lo había echo aquella mujer. Parecía tan increíble aquello que contaba, que llegaron a pensar que era el argumento de una película de acción.

Se sorprendió a sí misma sintiendo ganas de revolución, de reivindicarse contra el mundo y salir a la calle con el puño en alto.

Había vivido tiempos de represión, de continuas luchas para lograr la libertad de expresión, para la evolución de un país que se ahogaba bajo el mando de una dictadura. Contaba como salían a la calle y se enfrentaban a la policía, bajo pañuelos que protegían sus rostros contra las bombas lacrimógenas. Tenían puntos estratégicos de queda donde reunirse si los acorralaban o les cortaban el paso. Tenían que saber defenderse, luchar si hacía falta, ser fuertes, protegerse unos a otros.

"Tenías que tener cuidado de no alejarte de el grupo, y mucho menos, entrar en plazas sin salida, porque entonces la policía cerraba las verjas, y si te cazaban estabas perdido... Yo una vez me despisté y entré por error en una de ellas... Entonces, un chico apareció a mi lado y me dijo, ¡sácate ese pañuelo, escóndelo! Porque claro si la policía te ve así, ya sabe que eres de los que estaba en la manifestación. Tenía tanto miedo que inmediatamente le obedecí y no pensé en lo que hacía. De repente me echó contra un muro, de golpe, me dijo, tranquila, no te muevas, y me besó. En ese momento llegó la policía y nos dijo, ¡eh, salid de ahí, que vamos a cerrar esto! ¿No os habéis enterado de que hay una manifestación?... Salimos de la mano y cuando ya no les veíamos, el chico se separó de mi y ya no lo volví a ver nunca más. Ni se quien era, y ni me acuerdo de su cara, pero me salvó la vida".

Ambos se miraron sin creérselo del todo. No podían imaginar que eso hubiese sucedido a penas veinte años atrás. Vivían tan bien ahora, con todas las comodidades que pudiesen desear, que aquello parecía inverosímil.

Desde entonces, ella no pudo evitar mirarle de otra forma. Como una guerrera que lucha por sus ideales, una guerrera siempre al pie del cañón, fascinante, salvaje, e increíble.

4 comentarios:

Sergio dijo...

¿Viajamos en el tiempo y luchamos a su lado?
Tenemos la ventaja de saber como acabarán las cosas :p

casandra dijo...

Que fuerza, que ganas, que inconsciencia y que inocencia, habría que saber cuáles eran los ideales y cuanto podían dar.
quizás ella, ha vuelto a recordar lo que por años se había prohibido, quizás ella pudo abrir su corazón.
y solo quizás esos nuevos ojos le han permitido de nuevo soñar.

mezcolanzas dijo...

plas, plas...
(onomatopeya del aplauso)

Viñas dijo...

Leyre! Las musas coronan tus letras!
Otra vez...manteniendo la atención hasta el final...es genial ¿como lo consigues?

Feliz finde! estudia, descansa y haz todo aquello que te haga sentirte plena!