Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

domingo, 2 de mayo de 2010

V. Solteras y Sin compromiso


- ¡Cris, no huyas! ¡Cuéntame! ¿Qué tal anoche?
- Pues...
- ¿¡Qué!?
- ¡¡Estuvo genial!!

Claudia dio un chillido que resonó por toda la plaza. Se puso a dar saltos mientras reía, alrededor de Cristina.

- ¡Quieres bajar la voz! ¡Van a pensar que estamos locas!
- ¡Ahora no me dejes en ascuas, cuéntame preciosa!
- Jajaja... pues nada... salimos, hablamos...
- Cris...
- Está bien, está bien... Quedamos en la plaza... ¡estaba guapísimo!
- ¿Cómo iba?
- Ais... llevaba unos vaqueros claros, una camisa blanca, una cazadora, una sonrisa y unos ojos espectaculares...
- Jajaja, pero eso le viene de serie... ¿A dónde fuisteis, qué hicisteis..?
- Pues primero fuimos a un bar de rock, quería demostrarme que le gustaba la buena música, jaja, hizo una demostración de un solo de guitarra... ¡tendrías que haberle visto! ¡Absolutamente sexy!
- ¿Si? Vaya con el chico... si parecía tímido...
- ¡Qué va! Estuvimos hablando un montón de rato, de un montón de temas... ¡parecía que nos habían dado cuerda!
- ¿No sería muy pesado, no?
- No, no, al revés, encantador...
- ¿Estuvisteis toda la noche en ese bar?
- No... - sonrió con malicia - me llevó a otro bar...
- ¿Y? - le instó Claudia.
- ¡Sabe bailar!
- ¡Aaaaaaaaah! ¡Pero serás cabrona!
- Me llevó a un bar de música salsera, sin llegar al reggaeton pero con música de ese estilo, vamos, ¡muy sabrosón! Jajaja... Cuando salimos del bar de rock me dijo, ¿sabes bailar? Y yo, ¡pues claro! ¿¡Qué te piensas de la vida!? Y dice, sí, sí, pero... ¿sabes bailar acompañada? Y le digo, bueno, no se me da muy bien...
- ¿¡Le dijiste eso!?
- Calla... Y me dice, pues tranquila que yo te enseño... jajaja...
- ¡Jajaja! ¡Será creído!
- Eso pensé yo... pero se mueve... puf... me cogió de una mano y de la cintura, y me dio un meneo ¡que no veas! Además, me miraba a los ojos, con los suyos tan azules... ¡me derritió! ¡Te lo juro, creía que estaba en el cielo bailando con cupido! jajaja...
- ¡Estás loca Cris! Pero bueno, aquí lo importante... ¿Pasó algo o no?

No hay comentarios: