Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

sábado, 1 de mayo de 2010

IV. Solteras y Sin compromiso


- Tía, no me habías hablado nunca de estos amigos tuyos tan guapos...
- Jajaja, ¿quien te gusta?
- El rubiales... ¡es como un ángel!
- ¡Anda Cris, no seas exagerada!
- ¿Yo? ¿Pero tú lo has visto? Alto, rubio, con el pelo rizado, de ojos azules... además tiene una sonrisa encantadora...
- ¿Desde cuando te gustan los rubios?
- ¡Desde siempre! ¡Me llaman mucho la atención!
- ¿Ahora se le llama así? jajaja, dirás que te ponen...
- Ya me has entendido... jaja... ¡No se te pasa una, eh!
- A buen sitio has ido a parar... Y sin embargo, siempre te gustan los morenos... ¿como puede ser?
- Será que hay más, ¿no te has fijado nunca?
- Vale Cris... no hace falta que seas tan borde...
- Era una broma Clau, no te pongas así...
- ¿Entonces qué? ¿Vas a quedar con él por la noche?
- No se... me gustaría... pero no quiero que piense que estoy desesperada...
- ¿¡Pero tu eres tonta!? ¿Has visto como te mira?
- ¿No era que no te habías fijado en él?
- ¡Pero vamos, salta a la vista! Desde que te he presentado no ha parado de mirarte, eso sí, disimuladamente... Un poco mal disimulado, pero al menos lo intenta el chaval... jaja...
- ¿Cuántos años tiene?
- Ehm... creo que 23... Le voy a decir a ver si tiene algún plan para la noche, y si eso, le insinúo que te invite a salir...
- ¿Una cita? - dijo Cristina arqueando una ceja.
- Bueno... una cita como amigos, de momento, luego... ya se verá... - rió Claudia con malicia.


No hay comentarios: