Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

jueves, 8 de abril de 2010

Buscando respuestas


El despertador amanece con pop comercial, algo sencillo para comenzar con alegría la mañana. Ella está enredada entre las sábanas, abrazada a la almohada sin mucha intención de levantarse, al menos no inmediatamente. Se asoma levemente hasta alcanzar las gafas y vislumbra la hora. Demasiado temprano para poner en acción todas las neuronas. Decide remolonear y quedarse cinco minutos más rondando por los últimos sueños que puede recordar.

7:15, siente que no puede estirar más el tiempo y se levanta de la cama. Llega hasta la ventana y sube la persiana. Mira hacia el cielo, comienza a clarear el día y parece que está despejado. Saca del cajón la ropa interior y elige la ropa para salir a la calle, no sin antes pasar por una reconfortante ducha caliente. Desayuna un tazón de leche con galletas y con ligereza sale a la calle.

El frío atenaza su cuerpo, pero ella va tapada con su largo abrigo. "La chica del abrigo negro", así es como le gustaba llamarse un poco en broma.

Las primeras horas de la mañana pasan con demasiada lentitud. Apunta en la agenda con fastidio que tendrá que repasar lo dado en clase para no perderse, ya que no entiende nada de lo que han echo, siendo importante el factor de que nunca en la vida lo ha visto.

Por la tarde también tiene clases. La primera hora, a pesar de ser interesante, cree que se queda dormida, pero intenta mantener la pose erguida, al menos para disimular que está siguiendo la explicación. En la segunda hora tiene que soportar la presencia de un profesor al que cada vez se le hace más difícil mirarle a la cara. No por gusto si no todo lo contrario. La tercera hora la cataloga como una "paja mental" dando por finalizado el intento de comprender algo.

Por fin en casa. Música para relajarse y unos cuantos emails consiguen sacarle una sonrisa. Cree que hoy verá la televisión, aunque también puede que se deje caer por el libro que actualmente está leyendo, o por una serie a la que inevitablemente se ha enganchado, y que observa entre divertida y triste la estrecha relación que existe entre los protagonistas y su propio estado actual. Siendo misteriosamente similar que lo que está viendo, ya lo ha vivido. Ahora desde una perspectiva exterior intenta darse respuestas.



No hay comentarios: