Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

jueves, 22 de abril de 2010

Creativa


Mis apuntes de Probabilidad en la hora de Análisis de Datos:

Toma de decisiones empleando probabilidades:

- Calculamos el valor del estadístico de contraste
- Conocida la distribución muestral, calculamos la probabilidad de obtener un valor tan o más extremo que el obtenido, si la H es verdadera, es decir, calculamos el grado de significación.
- Comparamos el grado con el nivel de significación (a): si "p" es mayor o igual a "a" no podemos rechazar H (sub. 0), si "p" es menor que "a"..... La miró de reojo desde su pupitre. Mantenía una posición erguida, con la espalda apoyada completamente sobre el respaldo. Miraba atentamente al profesor que sobre la tarima, explicaba la clase. Por un momento la envidió, parecía enterarse de lo que estaba diciendo. Luego pensó que tal vez se mimetizase como ella y la cara de poker tan solo fuese una fachada. Volvió a fijarse en sus apuntes, había escrito palabras sueltas, sin sentido y se preguntó para qué habría ido a esa clase.

El profesor seguía garabateando en la pizarra. No entendía nada, seguía cogiendo palabras sueltas de lo que alcanzaba a entender.

Estado de la naturaleza. Acertar. Error tipo I. Error tipo II. Decisión. Nivel de Confianza...

Y todavía quedaban dos horas de clase. Al menos las dos siguientes serían algo mas interesantes. Dejó volar su mente y empezó a hacer planes para el fin de semana. Tenía que ir a comprar ropa, renovar un poco su vestuario para darse una alegría. También quería dar una vuelta por algún parque y sacar fotografías, terminar trabajos y ponerse a estudiar. Volvió a mirar el reloj, tan solo habían pasado 10 minutos y aún quedaban 20 para acabar. Se escurrió en el asiento rindiéndose ante el panorama, lo mejor que podía hacer era asentir de vez en cuando y poner cara de interesada.


(En una hora he relatado los apuntes proyectados en la pantalla e inventado una historia sobre yo misma en esa clase).

1 comentario:

Anónimo dijo...

Eso de inventado....pa mí que así fue jajaja
Un abrazo Aura!