Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

sábado, 23 de enero de 2010

Caracoles



- Ingredientes para cuatro personas:

1 kg de caracoles - 1 cebolla - 1/2 vaso de aceite de oliva - 1 diente de ajo - 1/4 de cucharilla de pimentón - 1 trozo de guindilla - un par de hebras de azafrán - 1 cucharada de perejil picado - sal. 1 hora y 15 minutos


- Modo de preparación:

Lavar los caracoles muy bien, y cocerlos en agua. Cuando den un hervor, escurrirlos del agua y volverlos a lavar. Se vuelven a poner en otra cacerola, nuevamente cubiertos con agua, se añade sal y se ponen otra vez al fuego, dejando que hiervan de nuevo, escurrirlos del agua y reservar. Picar la cebolla menuda, y los ajos en láminas, y freírlos en una sartén con el aceite. Cuando la cebolla esté transparente, se añade el resto de ingredientes junto con los caracoles. Se añade un poco de agua y se deja cocer a fuego moderado hasta que los caracoles se desprendan fácilmente de la concha. Se sirven bien calientes.



Caracol, col, col,
saca los cuernos al sol,
que tu padre y tu madre
también los sacó.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Siempre me interesa todo lo que tenga que ver con caracoles, porque pienso que tienen un no se que de misterioso y desde luego, nunca los como. Sin embargo, Leonardo da Vinci tuvo un restaurante que se llamaba "El Caracol". Como anuncia su nombre, este era el plato estrella por lo que para mí, todavía es mas misterioso. Que oculta la sonrisa de la Giocconda? Que oculta el caracol?

Elendilae dijo...

Creo que... nunca lo sabremos ;)