Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Un millón de veces...



Sintió como sus brazos le rodeaban por la cintura, apoyando la nariz en su nuca, apartando un poco el pelo para sentir su aroma más profundamente. Sintió su respiración, y sin poder evitarlo, un escalofrío le recorrió de pies a cabeza. Un remolino de imágenes asaltaron su mente en el lapso de dos segundos... ¿Cómo explicar que necesitaba cada vez mas de esas caricias...?

Sintió el latir de su corazón, cada vez mas agitado, casi frenético... hasta fusionarse con el suyo propio... Y su olor, enloqueciéndola, obnubilando todos sus sentidos, multiplicando su razón por cero y anulando cualquier pensamiento racional...

Quisiera poder decirle tantas cosas en ese momento... Hablar sin palabras. Hacerle sentir esas palabras. Cerró los ojos y se estremeció al notar que sus brazos se estrechaban para acercarla contra su cuerpo...

Cada tacto, cada susurro, cada mirada, hasta la última fibra de su ser deseaba perderse en aquel terremoto de sensaciones. Perderse, perderse un millón de veces, pero solamente junto a él.

1 comentario:

fabián morales dijo...

Las sensaciones eternas: tú las has relatado.