Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

lunes, 28 de diciembre de 2009

Déjame entrar



Es como una coraza de acero. Se abre solamente con la llave adecuada y se cierra herméticamente para que nadie pueda penetrar en su interior. Tan solo su propietario es capaz de descifrar los intrínsecos recobecos de sus rincones más ocultos, y hasta muchas veces él mismo reconoce perderse por sus laberínticos pasillos.

Alrededor lo protege una pared de hielo, que tal vez, ejerciendo la presión adecuada o el calor necesario, podría derrumbarse... Pero es un ejercicio constante y hay que tener la paciencia suficiente para no dar marcha atrás una vez que te dispones a intentar abrirlo.

Aunque... tal vez no se trate de pasar por la fuerza, por mera curiosidad, creyendo que así vas a ayudarle a liberarle de un peso que guarda, protege y soporta a su vez... Quizás solamente hay que posar nuestras manos en esa pared de hielo, y ser pacientes... Hasta que él mismo te de permiso para entrar... hasta que sea él quien te conduzca al interior...

No hay comentarios: