Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Fuck


Despertaba. Volvía a sentir esa opresión en el pecho. Estaba nerviosa pero tampoco tenía miedo, no demasiado, no tanto como para no ir a clase.

No recuerdo si me preparaba mentalmente para aguantar durante 6 horas.

Salía a la calle y me encaminaba hacia el colegio, sabiendo que ese día no sería diferente, no mucho mas que los anteriores, si a caso un poco peor, pero tenía la esperanza de que tarde o temprano lo dejarían correr...

Me colocaba en la fila para entrar a clase, con la cabeza agachada para pasar desapercibida, aunque sin conseguirlo, todas aquellas miradas se volvían a mirarme y a hablar entre susurros. Muchas veces lo pensé, preferiría un millón de veces que hubiesen llovido puñetazos sobre mi cuerpo, que soportar aquello...

Entrábamos en clase. Me sentaba en mi sitio y guardaba silencio, ahogando las lágrimas que amenazaban con salir constantemente. Y cada día se repetía la misma escena, aquellas personas con las que había convivido durante 6 años, sin saber cómo, de la noche a la mañana, se habían transformado en verdugos de mi condición de vivir.

Intentaba quitarle peso a aquello, pero no siempre lo conseguía, y acababa llorando amargamente culpándome de mi desgracia, pensando que no valía nada...

Cada día, cada día durante algunos años, sobreviviendo, intentando sujetarme a la superficie y no caer en un abismo del que si me rendía no lograría salir... Vivir atada a los demás, con el miedo de decir algo y resultar herida, luchando y cada día construyendo y reconstruyendo una coraza con la cual protegerme y alejarme de las personas por el miedo a repetir el castigo...

De todas formas, los acontecimientos que suceden a lo largo de la vida, acaban construyéndote como persona, no se si mejor o peor, pero te forjan para sobrevivir, y para darte cuenta de que aunque solo sea por llevarles la contraria, consigues salir del abismo.




No hay comentarios: