Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

lunes, 7 de septiembre de 2009

Rayos


Síntomas de enamoramiento:

* Quien está atravesando por un enamoramiento tiene como único pensamiento a la persona por la cual siente atracción, el resto del mundo desaparece totalmente.


* Cuando se está frente a la persona en cuestión se produce rubor, sudoración, taquicardia y las pupilas se dilatan, el solo hecho de oir el nombre puede provocar sensaciones similares.


* Se pierde la noción de las propias necesidades, no siente hambre, sed, frío, calor o sueño y puede pasar horas al lado del objeto de sus deseos simplemente mirándolo o escuchando su voz.

* El efecto del enamoramiento lleva a querer complacer a la otra persona y todo es poco para brindarle y satisfacer sus gustos.

* El desmedido interés por impresionar no se limita sólo a invertir en regalos e invitaciones, sino también en si mismo ya que para verse bien puede cambiar su vestuario y adoptar hábitos que exceden sus posibilidades económicas llegando a contraer deudas que luego traerán serios problemas.


* La persona que pasa por un enamoramiento tiene una falsa sensación de grandeza, se siente omnipotente, seguro de mismo y totalmente capaz de llevarse el mundo por delante, no hay lugar para los pensamientos racionales, toda su mente está dirigida hacia la conquista realizada o por realizar.

* En el enamoramiento se produce una euforia desmesurada, una felicidad constante por lo que es común tener una sonrisa permanente en los labios o reír a carcajadas ante cualquier tontería.


* Se cambian los comportamientos habituales y se imitan los de la otra persona, en casos extremos se puede adoptar hasta los gestos y la forma de hablar del otro.

No hay comentarios: