Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

domingo, 20 de septiembre de 2009

Incandescente




Noche. Noche de ligera frescura, de fina llovizna. Noche de promesas de diversion, de picardia, de comerse el mundo. Noche de recuerdos, de promesas, de deseos...

De deseo...

Cojo el teléfono casi al vuelo. Es ella, lo sabía. No se como, pero siempre lo consigue. Siempre consigue convencerme para salir de noche, entre esa fauna salvaje que se transforma. Quedamos en un plan tranquilo, un momento para desahogarnos, para hablar, para ser felices solamente con nuestros sueños y promesas...

Un pequeño "beep" suena desde mi movil. Un mensaje nuevo. "Vístete de blanco y negro, hoy vamos a ir todos iguales".

"¡Bien!" pienso, eso solo me deja una posibilidad de elegir "modelito" para la noche. Algo sencillo pero con un toque... interesante. Camisa blanca y corbatín, pantalones negros, zapatos negros, un poco de maquillaje, raya en el ojo y rímel.

Volando vuelvo a mi puesto de mandos, junto al portatil. Estaba allí, esperando. Tenía ganas de que me viese fuera de la rutina casera. Cómo me gustaría que estuviese aquí... Y pensar que hace dos fines de semana...

Llaman al timbre. Una despedida fugaz.


Salimos. Caminamos. Seguras. Sonriendo. Una decisión acertada de dónde cenar. Bocatas, sangría, risas, cotilleos....

Pedimos la cuenta. Salimos. Nos dividimos. Unos por un lado, otros por otro. Elijo el plan mas tranquilo.

Conversaciones que fluyen, que saltan, que se mezclan. Sonreímos, alegres, divertidas... Buena música, gatos pardos, fauna y flora...

Por un momento me pierdo entre mis pensamientos. Embriagada por el deseo... por él.

Embriagada por el deseo, por él... de él...


Mas tarde. Decidimos dar por terminada la velada. La noche aun es joven...


Me acurruco entre las sábanas. Calentita. Arropada. Cierro los ojos, y antes de dormirme, mi último pensamiento retrocede hasta un 5 de septiembre...

No hay comentarios: