Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

viernes, 26 de junio de 2009

El ser humano... es un ser extraordinario


Hoy, he tenido el maravilloso privilegio de conocer a Pepe Viyuela en persona. A todos nos sonará su nombre por su interpretación de "Chema" en la serie de Aída, o su personaje de Filemón en la gran pantalla. 

Pero hoy, no ha venido a hablarnos de su carrera artística mas destacada, si no por algo que es extraordinario, como es, poder expresar con palabras, las pequeñeces del día a día, sentimientos, ideas, pensamientos...  hablo de la poesía.

Él mismo no se considera poeta, ni siquiera escritor. Tan solo un pequeño hombre con ganas de vivir, de respirar cada segundo de vida que se nos ha concedido como un privilegio que pocos llegamos a comprender. Nos ha hablado con sencillez, desde una perspectiva cercana. Hemos escuchado versos escritos con cariño, con amor, incluso con tristeza y dolor...

Con personas así... dan ganas de vivir. Son aires renovados de energía, y de humildad. 

A veces, las personas muestran su lado mas amable, y es, maravilloso. Simplemente genial. 

Por eso, nada mas llegar a casa, tenía ganas de expresar lo que hoy he vivido, de hablar de esta persona tan extraordinaria. De escribir y escribir... y sobretodo, GANAS DE VIVIR. 

Aquí os dejo con un poema suyo de su último libro: "La luz en la Memoria"


Y me voy

Y me voy
como se va la lluvia
dejándose caer sobre las flores,
acariciando el aire con su adiós,
besando las moléculas de ausencia,
mientras se instala en medio
del pecho la tristeza.

Y no estoy,
como no está la noche en la mañana
o en los ojos dormidos el fulgor.

Me voy, pero me quedo,
no estoy y, sin embargo, no me he ido.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

SIGUE ESCRIBIENDO,,,ME PARECIO INTERESANTE TUS ESCRITOS...SALUDOS.

www.estadosdeintrospeccion.blogspot.com

Estoicolgado dijo...

por cómo lo describes... debió estar bien

yo ni Aida... ni Mortadelo y Filemón, vamos... que tampoco lo conocía como poeta ^^