Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

domingo, 8 de marzo de 2009

Piangevole


Humo, gente... El alcohol se respira en el ambiente. La música suena rítmicamente, fuerte, llegando a cada rincón del oscuro bar, martilleándome las entrañas, intentando hacerse un hueco en mi alma ausente. Yo estoy lejana, cuerpo presente, y la mente lejos, muy lejos, en tierras extrañas, añorando una vida que quiero sentir y no puedo alcanzarla, porque todavía no ha llegado el momento...

Comienzo a moverme, intentar conectar con la realidad que se divierte. Descifro rostros enmascarados, juventud... Carpe Diem, pájaros en la cabeza, amor, sexo, rupturas, desesperación, alegría... 

Sin embargo, hay algo que consigue alterar mi estado. Los pequeños y grandes grupos de personas que en ese momento se encuentran bailando, en algún momento de la noche se sienten obligados a fingir lo que no son... Bien sea porque llevan exceso de alcohol en sangre, o porque a la tía que tienen al lado la odian, o porque el chico que está bueno de la esquina ni siquiera mira hacia nuestra posición, y si lo hace, fingiremos que no nos importa...

Entonces, ¿somos mas felices siendo como somos, o fingiendo lo que no somos? ¿Vivimos nuestra vida siendo nosotros mismos, o jugando con las diferentes máscaras que guardamos con gran aprecio?

3 comentarios:

Algaire dijo...

Bienvenida a este mundo de los blogs.
Me gusta este relato y a tu pregunta de si somos más felices siendo como somos o fingiendo lo que no somos, yo creo que hay que ser siempre uno mismo y dejarse de fingimientos.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Yo soy yo y mi circunstancia, dijo alguien muy sabio hace mucho, y yo digo que además, aquí no hay nadie más guapo que nadie. Cuida siempre lo que haces y lo que dices, sabe estar... sé fiel a tus principios, piensa que a la primera persona a la que tienes que soportar es a ti misma, podrás dormir bien, y aunque el camino puede no ser fácil, vale la pena, serás todo lo feliz que se pueda ser, si eres siempre TÚ MISMA. Tu relato mola. Besos.

Uguet dijo...

Creo que todos fingimos aunque digamos que somos uno mismo todos fingimos. Y esto lo digo simplemente porque somos humanos estamos destinados a fingir. Y de fingir viviremos.