Todo cuanto encontréis aquí escrito - salvo lo especificado - son retazos de mi caótica mente, fragmentos de vidas pasadas, de mi presente, o del presente de algún alma errante imaginado.

Así mismo, las imágenes que son publicadas junto a los textos, también son de mi cosecha, excepto algunas al comienzo del blog. Suelo dejar una pequeña referencia debajo de las mismas.

Por favor, no toméis nada prestado sin avisar. Gracias. Puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: nodisparenalapianista@gmail.com

Un saludo, y ¡gracias por vuestra visita y comentarios!



Arpegios

sábado, 19 de agosto de 2017

Inevitable

Llevo varios días soñando contigo, como si el tiempo no hubiese desdoblado nuestros caminos y aún conservásemos aquella amistad que se perdió con el peso de los daños. Sueño con las palabras que no nos dijimos y con aquellas que no he olvidado; a veces, aún (me) escuecen. 

Sueño como si pudiese retroceder en el tiempo para impedir nuestro catastrófico destino, aunque quizá era inevitable después de todo, pues tú estabas destinado a rendirte ante otros abrazos, y yo, aún sabiéndolo, creía que era más divertido apostar y perder, que nunca haber jugado.

Espero que seas muy feliz, ojos verdes.


Te echo de menos. 


lunes, 3 de julio de 2017

Reverso

Nunca se le ha dado bien cerrar puertas, pues siempre le ha gustado guardar la llave para entrever la luz que aún se cuela por los resquicios del tiempo; ni quemar páginas, pues aún deja que su mirada deambule entre los capítulos que, alguna vez, abrazaron sus sombras.

Nunca se le ha dado bien coser cicatrices, ha sido más de besar y soplar la herida. No sabe cómo se grita en voz alta, aunque a veces se sorprenda rugiendo a través de palabras de acero y cristal. Tampoco sabe cerrar círculos, pues siempre ha pensado que la vida estaba hecha de espirales; ni volar alto, prefiere bailar como si nadie la estuviese mirando. 


Y quizá algún día consiga cerrar todas las puertas, quemar todas las páginas, coser todas las cicatrices, gritar en voz alta y completar todos los círculos... pero tal vez entonces olvidaría como se hace eso de mirarse en silencio frente al espejo de los recuerdos; no se atrevería a cruzar al otro lado para observarse llena de arañazos y perdería la vida tratando de recuperar lo que un día fue. 

domingo, 7 de mayo de 2017

¿Para qué?

Hoy he pensado en escribirte. Algo sencillo, corto, directo. Un disparo que atravesase los casi 8 años que nos separan. 

Pero el miedo atroz a tu silencio, a tu indiferencia, a tu ausenciahacen que vuelva a desterrar la idea al exilio de todo lo que me gustaría decirte o preguntarte, y no me atrevo.

miércoles, 12 de abril de 2017

Ventanas


A veces es necesario mirar fuera; 
reencontrarte en otros ojos, 
en otra luz, 
en otra vida.



Así fue como, 
de nuevo, 
 se atrevió a abrir todas sus ventanas.

La luz del sol le cegó por unos instantes
aunque sintió que su corazón volvía a templarse,
teñido de colores nuevos. 

Llevaba demasiado tiempo siendo una habitación a oscuras.

domingo, 2 de abril de 2017

Paredes vacías

Se arma de valor y alza la vista para mirar las paredes de aquel rincón, ahora vacío de melodías que inviten a soñar.

No queda nada. 

Se deja caer al suelo, intentando que el impacto le arranque alguna palabra, grito o llanto...

en vano. 


miércoles, 8 de marzo de 2017

Cumpleblog: 8 años

Ocho años... ocho años desde que aquella jovencita decidió abrirse un portal en el que intentar domesticar sus monstruos, compartir experiencias, pensamientos, sentimientos, conocer gente nueva, desahogarse, llorar, reír, crear, creer... Ocho años por los que han pasado innumerables experiencias, momentos, personas, vida... 

Recuerdo con añoranza y cariño aquella etapa. Sentía que por primera vez tenía el control sobre mi vida, que estaba trabajando para ser una mejor versión de mi misma, que estaba estudiando algo que me abriría las puertas para alcanzar mi objetivo. Recuerdo la pasión con la que experimentaba cada pequeño detalle, las ganas, la energía, el amor...

A veces me echo de menos, echo de menos a aquella jovencita llena de rabia y entusiasmo. Sé que esa parte sigue habitando en mi, pero siento que no tiene tanta fuerza como antes. El peso de los años ha ido cambiando mi forma de ver el mundo, de pensar y de expresarme, cortando, en cierta manera, mis alas. Afortunadamente este pequeño portal es una ventana a otros rincones y a otras personas maravillosas en las que reencontrar esa vitalidad e inspiración que a veces creo perdida. 

A todos vosotros, muchas gracias por acompañarme en esta aventura, gracias por vuestros comentarios, por vuestro tiempo y por compartir parte de vuestra esencia en estas páginas. 


¡Un abrazo! 

miércoles, 1 de marzo de 2017

Florecer

("Almendros en Flor")

Quiero que la primavera
haga conmigo
lo que hace con los almendros:

renacer.